prison sakran

La huelga de hambre comenzada por los presos políticos en la prisión de Şakran el 15 de febrero por el fin del aislamiento del lider del pueblo kurdo Abdullah Öcalan y de las violaciones de derechos humanos en las prisiones continúa en su 50º día.

Los presos en huelga de hambre no están siendo examinados por doctores y han pasado al estado crítico. La administración penitenciaria no provee de la vitamina B1 a los presos en huelga de hambre.

Las visitas familiares no tendrán lugar en la prisión de Şakran esta semana, después de que los presos volviesen a sus celdas en protesta por el acoso de los carceleros hacia ellos y hacia sus familias durante las visitas de la última semana.

Muazzez Baykan, hermana de Zana Yaktin quien está entre los presos en huelga de hambre en Şakran, declaró que su hermano ha perdido mucho peso y añadió: “Dicen que están determinados a continuar la huelga de hambre hasta que sus demanadas sean satisfechas.”

Según Baykan la presión y la tortura se han incrementado en la prisión, y dice: “My hermano Zana ha perdido mucho peso. Puede mantenerse de pie, pero sus ojos están fijos en un solo punto todo el tiempo. Es como si no viese. Sus ojos y uñas se han vuelto moradas. No podía ni reconocerle. A pesar de todo, ellos están fuertes y determinados. Dicen que van a continuar la huelga de hambre cualesquiera que sean las consecuencias. Sus ojos están aún llenos de esperanza. Ellos mismos nos contaron que su condición ha entrado en una fase crítica. Llaman a la solidaridad a la opinión pública con conciencia.”

Fuente: Firat News Agency

Traducido por “Rojavanoestasola”

Anuncios