Cerca

Conocer para transformar, sin verdades absolutas.

Etiqueta

EZLN

Palabras del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el 1 de enero del 2018. 24 Aniversario del inicio de la guerra contra el olvido.

Marichuy, Lupita y la Hidra Capitalista

ARTE, RESISTENCIA Y REBELDIA EN LA RED. Convocatoria a la edición cibernética del CompArte “Contra el Capital y sus muros, todas las artes”

Sexta Declaración de la selva Lacandona (junio 2005)

Día 1: Los muros del capital, las grietas de la izquierda

Taller zapatismo y organización indígena

LOS MUROS ARRIBA, LAS GRIETAS ABAJO (Y A LA IZQUIERDA)

Feb
14
2017).

LOS MUROS ARRIBA,

 LAS GRIETAS ABAJO (Y A LA IZQUIERDA).

Febrero del 2017.

La tormenta en nuestro caminar.

  Para nosotras, nosotros, pueblos originarios zapatistas, la tormenta, la guerra, lleva siglos.  Llegó a nuestras tierras con la patraña de la civilización y la religión dominantes.  En ese entonces, la espada y la cruz desangraron a nuestra gente.

  Con el paso del tiempo, la espada se modernizó y la cruz fue destronada por la religión del capital, pero se siguió demandando nuestra sangre como ofrenda al nuevo dios: el dinero.

  Resistimos, siempre resistimos.  Nuestras rebeldías fueron suplantadas en la disputa entre unos contra otros por el Poder.  Unos y otros, arriba siempre, nos demandaron luchar y morir para servirlos, nos exigieron obediencia y sometimiento bajo la mentira de liberarnos.  Como aquellos a quienes decían y dicen combatir, vinieron y vienen a mandar.  Hubo así supuestas independencias y falsas revoluciones, las pasadas y las por venir.  Los de arriba se turnaron y se turnan, desde entonces, para mal gobernar o para aspirar a hacerlo.  Y en calendarios pasados y presentes, su propuesta sigue siendo la misma: que nosotras, nosotros, pongamos la sangre; mientras ellos dirigen o simulan dirigir.

  Y antes y ahora, olvidan ellos que no olvidamos.

  Y siempre la mujer abajo, ayer y hoy.  Incluso en lo colectivo que fuimos y somos.

  Pero los calendarios no sólo trajeron dolor y muerte para nuestros pueblos.  Al expandir su dominio, el Poder creó nuevas hermandades en la desgracia.  Vimos entonces al obrero y al campesino hacerse uno con nuestro dolor, y yacer bajo las cuatro ruedas del carromato mortal del Capital.

  Conforme avanzó el Poder en su paso por el tiempo, más y más crecía el abajo, ensanchando la base sobre la que el Poder es Poder.  Vimos entonces sumarse a maestros, estudiantes, artesanos, pequeños comerciantes, profesionistas, los etcéteras con nombres diferentes pero idénticos pesares.

  No bastó.  El Poder es un espacio exclusivo, discriminatorio, selecto.  Entonces las diferencias fueron también perseguidas abiertamente.  El color, la raza, el credo, la preferencia sexual, fueron expulsadas del paraíso prometido, siendo que el infierno fue su casa permanente.

  Les siguieron la juventud, la niñez, la ancianidad.  El Poder convirtió así a los calendarios en materia de persecución.  Todo el abajo es culpable: por ser mujer, por ser niñ@, por ser joven, por ser adulto, por ser ancian@, por ser human@.

  Pero, al expandir la explotación, el despojo, la represión y la discriminación, el Poder también amplió las resistencias… y las rebeldías.

  Vimos entonces, y ahora, levantarse la mirada de muchas, muchos, muchoas.  Diferentes pero semejantes en la rabia y la insumisión.

  El Poder sabe que sólo es lo que es sobre quienes trabajan.  Los necesita.

  A cada rebelión respondió y responde comprando o engañando a los menos, encarcelando y asesinando a los más.  No teme sus demandas, es su ejemplo el que le causa horror.

  No bastó.  De dominar naciones, el Poder del Capital buscó poner a la humanidad entera bajo su pesado yugo.

  Tampoco fue suficiente.  El Capital pretende ahora manejar a la naturaleza, domarla, domesticarla, explotarla.  Es decir, destruirla.

  Siempre con la guerra, en su avance destructor el Capital, el Poder, demolió primero feudos y reinos.  Y sobre sus ruinas levantó naciones.

  Luego devastó naciones, y sobre sus escombros erigió el nuevo orden mundial: un gran mercado.

  El mundo entero se convirtió en un inmenso almacén de mercancías.  Todo se vende y se compra: las aguas, los vientos, la tierra, las plantas y los animales, los gobiernos, el conocimiento, la diversión, el deseo, el amor, el odio, la gente.

  Pero en el gran mercado del Capital no sólo se intercambian mercancías.  La “libertad económica” es sólo un espejismo que simula acuerdo mutuo entre quien vende y quien compra.  En realidad, el mercado se basa en el despojo y la explotación.  El intercambio es entonces de impunidades.  La justicia se transformó en una caricatura grotesca y en su balanza siempre pesa más el dinero que la verdad.  Y la estabilidad de esa tragedia llamada Capitalismo depende de la represión y el desprecio.

  Pero no bastó tampoco.  Dominar en el mundo material no es posible si no se domina en las ideas.  La imposición con religiones se profundizó y alcanzó a las artes y las ciencias.  Como modas de vestir, surgieron y surgen filosofías y creencias.  Las ciencias y las artes dejaron de ser lo distintivo de lo humano y se acomodaron en un estante del supermercado mundial.  El conocimiento pasó a ser propiedad privada, lo mismo que la recreación y el placer.

 El Capital, así, se consolidó como una gran máquina trituradora, usando ya no sólo a la humanidad entera como materia prima para producir mercancías, también a los conocimientos, a las artes, … y a la naturaleza.

  La destrucción del planeta, los millones de desplazados, el auge del crimen, el desempleo, la miseria, la debilidad de los gobiernos, las guerras por venir, no son producto de los excesos del Capital, o de una conducción errónea de un sistema que prometió orden, progreso, paz y prosperidad.

  No, todas las desgracias son la esencia del sistema.  De ellas se alimenta, a costa de ellas crece.

  La destrucción y la muerte son el combustible de la gran máquina del Capital.

  Y fueron, son y serán inútiles los esfuerzos por “racionalizar” su funcionamiento, por “humanizarlo”.  Lo irracional y lo inhumano son sus piezas claves.  No hay arreglo posible.  No lo hubo antes.  Y ahora ya tampoco se puede atenuar su paso criminal.

  La única forma de detener la máquina es destruirla.

  En la guerra mundial actual, la disputa es entre el sistema y la humanidad.

  Por eso la lucha anticapitalista es una lucha por la humanidad.

  Quienes todavía pretenden “arreglar” o “salvar” al sistema, en realidad nos proponen el suicidio masivo, global, como sacrificio póstumo al Poder.

  Pero en el sistema no hay solución.

  Y no bastan ni el horror, ni la condena, ni la resignación, ni la esperanza en que ya pasó lo peor y las cosas no harán sino mejorar.

  No.  Lo cierto es que se va poner peor.

  Por esas razones, más las que cada quien agregue de sus particulares calendarios y geografías, es que hay que resistir, hay que rebelarse, hay que decir “no”, hay que luchar, hay que organizarse.

  Por eso hay que levantar el viento de abajo con resistencia y rebeldía, con organización.

  Sólo así podremos sobrevivir.  Sólo así será posible vivir.

  Y sólo entonces, como fue nuestra palabra hace 25 años, podremos ver que…

“Cuando amaine la tormenta,

 cuando la lluvia y fuego dejen en paz otra vez la tierra,

 el mundo ya no será el mundo, sino algo mejor.”

-*-

La guerra y los muros de afuera y de adentro.

  Si antes el sufrimiento causado por la guerra era patrimonio exclusivo del abajo mundial, ahora ensancha sus calamidades.

  Sobre cada rincón del planeta, el odio y el desprecio pretenden destruir familias, comunidades enteras, naciones, continentes.  No es necesario ya haber cometido un delito o ser presunto criminal, basta ser sospechoso de ser humano.

  Provocada por la codicia del gran dinero, la pesadilla actual pretende ser cobrada a quienes la padecen.  Las fronteras ya no sólo son líneas punteadas en los mapas y garitas aduanales, ahora son murallas de ejércitos y policías, de cemento y ladrillos, de leyes y persecuciones.  En todo el mundo de arriba, la caza del ser humano se incrementa y se festina en competencias clandestinas: gana quien más expulse, encarcele, confine, asesine.

  Como llevamos diciendo desde hace más de 20 años, la globalización neoliberal no trajo el surgimiento de la aldea planetaria, sino la fragmentación y disolución de los llamados “Estados-nación”.  Llamamos entonces, y ahora, a ese proceso con el nombre que mejor lo describe: “guerra mundial” (la cuarta, según nosotr@s).

  Lo único que se mundializó fue el mercado y, con él, la guerra.

  Para quienes hacen funcionar las máquinas y hacen nacer a la tierra, las fronteras siguieron y siguen siendo lo que siempre han sido: cárceles.

  Nuestra afirmación provocó entonces, hace dos décadas, sonrisas burlonas de la intelectualidad internacional encadenada a viejos y caducos dogmas.  Y esos mismos hoy tartamudean ante una realidad frenética, y, o ensayan viejas recetas, o se mudan a la idea de moda que, tras una compleja elaboración teórica, esconde lo único verdadero: no tienen ni la más remota idea de lo que pasa, ni de lo que sigue, ni de lo que antecedió a la pesadilla actual.

  Se lamentan.  El pensamiento de arriba les prometió un mundo sin fronteras, y su resultado es un planeta atiborrado de trincheras chovinistas.

  El mundo no se transformó en una gigantesca megalópolis sin fronteras, sino en un gran mar sacudido por una tempestad que no tiene precedentes de igual magnitud.  En él, millones de desplazados (a quienes, con rubor mediático, se les unifica bajo el nombre de “migrantes”) naufragan en pequeñas barcas, esperando ser rescatados por el gigantesco navío del gran Capital.

  Pero no sólo no lo hará; él, el gran Capital, es el principal responsable de la tormenta que amenaza ya la existencia de la humanidad entera.

  Con el torpe disfraz del nacionalismo fascista, los tiempos del oscurantismo más retrógrada vuelven reclamando privilegios y atenciones.  Cansado de gobernar desde las sombras, el gran Capital desmonta las mentiras de la “ciudadanía” y la “igualdad” frente a la ley y el mercado.

  La bandera de “libertad, igualdad y fraternidad” con la que el capitalismo vistió su paso a sistema dominante en el mundo, es ya sólo un trapo sucio y desechado en el basurero de la historia de arriba.

  Al fin el sistema se desemboza y muestra sus verdaderos rostro y vocación.  “Guerra siempre, guerra en todas partes”, reza el emblema del soberbio buque que navega en un mar de sangre y mierda.  Es el dinero y no la inteligencia artificial la que combate a la humanidad en la batalla decisiva: la de la supervivencia.

  Nadie está a salvo.  Ni el ingenuo capitalista nacional, que soñaba con la bonanza que le ofrecían los mercados mundiales abiertos, ni la conservadora clase media sobreviviendo entre el sueño de ser poderosa y la realidad de ser rebaño del pastor en turno.

  Y ni hablar de la clase trabajadora del campo y la ciudad, en condiciones más difíciles si posible fuera.

  Y, para completar la imagen apocalíptica, millones de desplazados y migrantes agolpándose en las fronteras que, de pronto, se volvieron tan reales como los muros que, a cada paso, interponen gobiernos y criminales.  En la geografía mundial de los medios de comunicación y las redes sociales, los desplazados, fantasmas errantes sin nombre ni rostro, apenas son un número estadístico que muta su ubicación.

  ¿El calendario?  Apenas un día después de la promesa del fin de la historia, de la solemne declaración de la supremacía de un sistema que otorgaría bienestar a quien trabajara, de la victoria sobre el “enemigo comunista” que pretendía coartar la libertad, imponer dictaduras y generar pobreza, de la eternidad prometida que anulaba todas las genealogías.  El mismo calendario que anunciaba apenas ayer que la historia mundial recién empezaba.  Y resulta que no, que todo no era sino el preludio de la más espantosa pesadilla.

  El capitalismo como sistema mundial colapsa, y, desesperados, los grandes capitanes no atinan a dónde ir.  Por eso se repliegan a sus guaridas de origen.

  Ofrecen lo imposible: la salvación local contra la catástrofe mundial.  Y la pamplina se vende bien entre una clase media que se difumina con los de abajo en sus ingresos, pero pretende suplir sus carencias económicas con refrendos de raza, credo, color y sexo.  La salvación de arriba es anglosajona, blanca, creyente y masculina.

  Y ahora, quienes vivían de las migajas que caían de las mesas de los grandes capitales, ven desesperados cómo también contra ellos se levantan los muros.  Y, el colmo, pretenden encabezar la oposición a esa política guerrera.  Así vemos a la derecha intelectual hacer gestos de contrariedad e intentar tímidas y ridículas protestas.  Porque no, la globalización no fue el triunfo de la libertad.  Fue y es la etapa actual de la tiranía y la esclavitud.

  Las Naciones ya no lo son, aunque aún no se hayan percatado de ello sus respectivos gobiernos.  Sus banderas y emblemas nacionales lucen raídos y descoloridos.  Destruidos por la globalización de arriba, enfermos por el parásito del Capital y con la corrupción como única señal de identidad, con torpe premura los gobiernos nacionales pretenden resguardarse a sí mismos e intentar la reconstrucción imposible de lo que alguna vez fueron.

  En el compartimento estanco de sus murallas y aduanas, el sistema droga a la medianía social con el opio de un nacionalismo reaccionario y nostálgico, con la xenofobia, el racismo, el sexismo y la homofobia como plan de salvación.

  Las fronteras se multiplican dentro de cada territorio, no sólo las que pintan los mapas.  También y, sobre todo, las que levantan la corrupción y el crimen hecho gobierno.

  La bonanza posmoderna no era sino un globo inflado por el capital financiero.  Y vino la realidad a pincharla: millones de desplazados por la gran guerra llenan las tierras y las aguas, se amontonan en las aduanas y van haciendo grietas en los muros hechos y por hacer.  Alentados antes por el gran Capital, los fundamentalismos encuentran tierra fértil para sus propuestas de unificación: “del terror nacerá un solo pensamiento, el nuestro”.  Después de ser alimentada con dólares, la bestia del terrorismo amenaza la casa de su creador.

  Y, lo mismo en la Unión Americana, que en la Europa Occidental o en la Rusia neo zarista, la bestia se retuerce e intenta protegerse a sí misma.  Encumbra ahí (y no sólo ahí) a la estupidez y la ignorancia más ramplonas y, en sus figuras gobernantes, sintetiza su propuesta: “volvamos al pasado”.

  Pero no, América no volverá a ser grande de nuevo.  Nunca más.  Ni el sistema entero en su conjunto.  No importa qué hagan los de arriba.  El sistema llegó ya al punto de no retorno.

-*-

Contra el Capital y sus muros: todas las grietas.

  La ofensiva internacional del Capital en contra de las diferencias raciales y nacionales, promoviendo la construcción de muros culturales, jurídicos y de cemento y acero, busca reducir más aún el planeta.  Pretenden crear así un mundo donde sólo quepan los que arriba son iguales entre sí.

  Sonará ridículo, pero así es: para enfrentar la tormenta el sistema no busca construir techos para guarecerse, sino muros detrás de los cuales esconderse.

  Esta nueva etapa de la guerra del Capital en contra de la Humanidad debe enfrentarse sí, con resistencia y rebeldía organizadas, pero también con la solidaridad y el apoyo a quienes ven atacadas sus vidas, libertades y bienes.

  Por eso:

  Considerando que el sistema es incapaz de frenar la destrucción.

  Considerando que, abajo y a la izquierda, no debe haber cabida para el conformismo y la resignación.

  Considerando que es momento de organizarse para luchar y es su tiempo de decir “NO” a la pesadilla que desde arriba nos imponen.

LA COMISIÓN SEXTA DEL EZLN Y LAS BASES DE APOYO ZAPATISTAS CONVOCAMOS:

I.- A la campaña mundial:

Frente a los muros del Capital:

la resistencia, la rebeldía, la solidaridad y el apoyo de abajo y a la izquierda.

  Con el objetivo de llamar a la organización y la resistencia mundial frente a la agresividad de los grandes dineros y sus respectivos capataces en el planeta, y que aterroriza ya a millones de personas en todo el mundo:

  Llamamos a organizarse con autonomía, a resistir y rebelarse contra las persecuciones, detenciones y deportaciones.  Si alguien se tiene que ir, que sean ellos, los de arriba.  Cada ser humano tiene derecho a una existencia libre y digna en el lugar que mejor le parezca, y tiene el derecho a luchar para seguir ahí.  La resistencia a las detenciones, desalojos y expulsiones son un deber, así como deber es apoyar a quienes se rebelan contra esas arbitrariedades SIN IMPORTAR LAS FRONTERAS.

  Hay que hacerle saber a toda esa gente que no está sola, que su dolor y su rabia es vista aún a la distancia, que su resistencia no es sólo saludada, también es apoyada así sea con nuestras pequeñas posibilidades.

  Hay que organizarse.  Hay que resistir.  Hay que decir “NO” a las persecuciones, a las expulsiones, a las cárceles, a los muros, a las fronteras.  Y hay que decir “NO” a los malos gobiernos nacionales que han sido y son cómplices de esa política de terror, destrucción y muerte.  De arriba no vendrán las soluciones, porque ahí se parieron los problemas.

  Por eso llamamos a la Sexta en su conjunto a que se organice, según su tiempo, modo y geografía, para apoyar en y con actividades a quienes resisten y se rebelan contra las expulsiones.  Sea apoyándolos para que regresen a sus hogares, sea creando “santuarios” o apoyando los ya existentes, sea con asesorías y apoyos legales, sea con paga, sea con las artes y las ciencias, sea con festivales y movilizaciones, sea con boicots comerciales y mediáticos, sea en el espacio cibernético, sea donde sea y como sea.  En todos los espacios donde nos movamos es nuestro deber apoyar y solidarizarnos.

  Llegó el momento de crear comités de solidaridad con la humanidad criminalizada y perseguida.  Hoy, más que nunca antes, su casa es también nuestra casa.

  Como zapatistas que somos, nuestra fuerza es pequeña y, aunque es amplio y hondo nuestro calendario, nuestra geografía es limitada.

  Por eso y para apoyar a quienes resisten a las detenciones y deportaciones, desde hace varias semanas la Comisión Sexta del EZLN ha iniciado contactos con individu@s, grupos, colectivos y organizaciones adherentes a la Sexta en el mundo, para ver el modo de hacerles llegar una pequeña ayuda de modo que les sirva como base para lanzar o continuar toda suerte de actividades y acciones a favor de l@s perseguid@s.

  Para iniciar, les enviaremos las obras artísticas creadas por l@s indígenas zapatistas para el CompArte del año pasado, así como café orgánico producido por las comunidades indígenas zapatistas en las montañas del sureste mexicano, para que, con su venta, realicen actividades artísticas y culturales para concretar el apoyo y la solidaridad con los migrantes y desplazados que, en todo el mundo, ven amenazadas su vida, libertad y bienes por las campañas xenofóbicas promovidas por los gobiernos y la ultra derecha en el mundo.

  Eso por lo pronto.  Ya iremos ideando nuevas formas de apoyo y solidaridad.  Las mujeres, hombres, niños y ancianos zapatistas no les dejaremos sol@s.

II.- Invitamos también a toda la Sexta y a quien se interese, al seminario de reflexión crítica “LOS MUROS DEL CAPITAL, LAS GRIETAS DE LA IZQUIERDA” a celebrarse los días del 12 al 15 de abril del 2017, en las instalaciones del CIDECI-UniTierra, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.  Participan:

Don Pablo González Casanova.
María de Jesús Patricio Martínez (CNI).

Paulina Fernández C.

Alicia Castellanos.

Magdalena Gómez.

Gilberto López y Rivas.

Luis Hernández Navarro.

Carlos Aguirre Rojas.
Arturo Anguiano.

Sergio Rodríguez Lascano.

Christian Chávez (CNI).

Carlos González (CNI).

Comisión Sexta del EZLN.

Próximamente daremos más detalles.

III.- Convocamos a tod@s l@s artistas a la segunda edición del “CompArte por la Humanidad” con el tema: “Contra el Capital y sus muros: todas las artes” a celebrarse en todo el mundo y en el espacio cibernético.  La parte “real” será en fechas del 23 al 29 de julio del 2017 en el caracol de Oventik y el CIDECI-UniTierra.  La edición virtual será del 1 al 12 de agosto del 2017 en la red.  Próximamente daremos más detalles.

IV.- También les pedimos estar atent@s a las actividades a las que convoque el Congreso Nacional Indígena, como parte de su proceso propio de conformación del Concejo Indígena de Gobierno.

V.- Convocamos a l@s científic@s del mundo a la segunda edición del “ConCiencias por la Humanidad” con el tema: “Las ciencias frente al muro”.  A celebrarse del 26 al 30 de diciembre del 2017 en el CIDECI-UniTierra, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México, y en el espacio cibernético.  Próximamente daremos más detalles.

No es todo.  Hay que resistir, hay que rebelarse, hay que luchar, hay que organizarse.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.    Subcomandante Insurgente Galeano.

México, febrero 14 (también día de nuestr@s muert@s) del 2017.

6 Comentarios »

Gracias por enseñarnos día a día como hacerle frente a esta realidad que desborda maldad por todos sus lados.
Soy argentina. Realizadora audiovisual.
Quiero sumarme a las actividades que van a realizar.
Vivo en un pequeña ciudad, Villa María, en la provincia de Córdoba, me gustaría poder organizar una cede del CompArte, desde aquí para movilizar a nuestra comunidad.
Dejo mi contacto para recibir información. Y estoy a disposición para sumar en cuanta actividad se pueda.

Gracias nuevamente.

Comentario de Lucrecia Rasetto — febrero 14, 2017 @ 5:41 pm

Aquí estamos! aquí resistimos! un saludo compas!

Comentario de Guadalupe Rivera — febrero 14, 2017 @ 6:45 pm

Siempre recalco del zapatismo: su capacidad de organización, su “fuerza alegre” para crear autonomía. Por muchos años espere que los zapatistas se expresaran de “otra manera”. Lo cierto es que mostraron un gran ejemplo de coraje y valor para “trasmutar”, “problematizar” y “descostruir” su realidad y sobre todo su subjetividad. Ahora ya no espero, estoy elaborando mis propias formas de organización, el equipamiento posible y una práctica reflexiva de ocupación de sí. No importa que algunos presupuestos filosóficos o políticos sean incompatibles. Esta es una lucha donde tendremos que decidir si permanecemos como esclavos o buscamos destruir desde la base el sistema que lo funda: el dinero, el mercado, el capitalismo en todas sus formas. En esta lucha se requieren héroes con fuerza, coraje y valor. El zapatismo es grande: no porque yo lo diga: vean su gloria, su grandeza y su estatuara humana.

Comentario de Carlos Samano Flores — febrero 14, 2017 @ 6:45 pm

Abrazo fuente hermanos. Saludos muchos.

Comentario de José Luis — febrero 14, 2017 @ 6:50 pm

Su palabra es nuestra palabra,
nuestros corazones palpitan junto con los suyos,
la terca memoria siempre nos hermana,
la sangre de ustedes y la nuestra corren juntas como la savia de un pueblo que no se doblega,
su caminar ha sido desde hace 23 años el sendero que muchos hemos seguido,
gracias por su resistencia,
gracias por sus enseñanzas.

Comentario de Javier Mireles Ortiz — febrero 14, 2017 @ 7:38 pm

En coincidencia desde la frontera noroeste, emparejados todos y todas por el invierno que nos individualiza y ataca a uno por una. resistencia alegre y creativa nos han enseñado ustedes batsil antsetik y batsil winiketik… cada quien en su modo y medida procurando colectivizar la rebeldía. Con cuidado y cariño, compartiremos las convocatorias y experiencias Gracias jkolawal

Comentario de pedro gonzalez — febrero 14, 2017 @ 9:53 pm

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Nombre (requerido)

eMail (no será publicado) (requerido)

Web

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.

Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG
Construyendo la autonomía
Comunicados del CCRI-CG del EZLN

Denuncias
Actividades
Caminando
En el Mundo
Red nacional contra la represión y por la solidaridad

Artículos
Radio Insurgente Comunicados EZLN 1994-2005 Camino Andado 2005-2009 ZeztaInternazional Estadísticas

Anuncis

EZLN: ¿QUÉ SIGUE? II. LO URGENTE Y LO IMPORTANTE (SupGaleano, enero, 2017)

Alquimia Zapatista (audio y texto)

Ley Revolucionaria de Mujeres Zapatistas

ramona-kalvellido-con-pie-foto

(en recuerdo a la Comandanta Ramona fallecida el 6 de enero de 2006)

Abramos el corazón y los ojos para leer esto. Veamos el enorme camino recorrido por las mujeres (y con ellas los hombres zapatistas) desde marzo 1993. Y luego miremos cuánto de todo eso aún no se cumple en las 3,9/4 partes del planeta tierra. (nota de rr.ii.)

Ley revolucionaria de mujeres En su justa lucha por la liberación de nuestro pueblo, el EZLN incorpora a las mujeres en la lucha revolucionaria sin importar su raza, credo, color o filiación políti…

Origen: LEY REVOLUCIONARIA DE MUJERES ZAPATISTAS

 

Ley revolucionaria de mujeres

En su justa lucha por la liberación de nuestro pueblo, el EZLN incorpora a las mujeres en la lucha revolucionaria sin importar su raza, credo, color o filiación política, con el único requisito de hacer suyas las demandas del pueblo explotado y su compromiso a cumplir y hacer cumplir las leyes y reglamentos de la revolución. Además, tomando en cuenta la situación de la mujer trabajadora en México, se incorporan sus justas demandas de igualdad y justicia en la siguiente LEY REVOLUCIONARIA DE MUJERES:

Primera.- Las mujeres, sin importar su raza, credo o filiación política tienen derecho a participar en la lucha revolucionaria en el lugar y grado que su voluntad y capacidad determinen.

Segunda.- Las mujeres tienen derecho a trabajar y recibir un salario justo.

Tercera.- Las mujeres tienen derecho a decidir el número de hijos que pueden tener y cuidar.

Cuarta.- Las mujeres tienen derecho a participar en asuntos de la comunidad y tener cargo si son elegidas libre y democráticamente.

Quinta.- Las mujeres y sus hijos tienen derecho a atención primaria en su salud y alimentación.

Sexta.- Las mujeres tienen derecho a la educación.

Séptima.- Las mujeres tienen derecho a elegir su pareja y a no ser obligadas por la fuerza a contraer matrimonio.

Octava.- Ninguna mujer podrá ser golpeada o maltratada físicamente ni por familiares ni por extraños. Los delitos de intento de violación serán castigados severamente.

Novena.- Las mujeres podrán ocupar cargos de dirección en la organización y tener grados militares en las fuerzas armadas revolucionarias.

Décima.- Las mujeres tendrán todos los derechos y obligaciones que señalan las leyes y los reglamentos revolucionarios.

FUENTE: EL Despertador Mexicano, Organo Informativo del EZLN, México, No.1, diciembre 1993.

————-

…el primer alzamiento del EZLN fue en marzo de 1993 y lo encabezaron las mujeres zapatistas…

” Susana, tzotzil, está enojada. Hace rato la burlaban porque, dicen los demás del CCRI, ella tuvo la culpa del primer alzamiento del EZLN, en marzo de 1993. “Estoy brava”, me dice. Yo, mientras averiguo de qué se trata, me protejo tras una roca. “Los compañeros dicen que por mi culpa se alzaron los zapatistas el año pasado”. Yo me empiezo a acercar cauteloso. Después de un rato descubro de qué se trata: en marzo de 1993 los compañeros discutían lo que después serían las “Leyes Revolucionarias”. A Susana le tocó recorrer decenas de comunidades para hablar con los grupos de mujeres y sacar así, de. su pensamiento, la “Ley de Mujeres”. Cuando se reunió el CCRI a votar las leyes, fueron pasando una a una las comisiones de justicia, ley agraria, impuestos de guerra, derechos y obligaciones de los pueblos en lucha, y la de mujeres. A Susana le tocó leer las propuestas que había juntado del pensamiento de miles de mujeres indígenas. Empezó a leer y, conforme avanzaba en la lectura, la asamblea del CCRI se notaba más y más inquieta. Se escuchaban rumores y comentarios. En chol, tzeltal, tzotzil, tojolabal, mam, zoque y “castilla”, los comentarios saltaban en un lado y otro. Susana no se arredró y siguió embistiendo contra todo y contra todos: “Queremos que no nos obliguen a casarnos con el que no queremos. Queremos tener los hijos que queramos y podamos cuidar. Queremos derecho a tener cargo en la comunidad. Queremos derecho a decir nuestra palabra y que se respete. Queremos derecho a estudiar y hasta de ser choferes”. Así siguió hasta que terminó. Al final dejó un silencio pesado. Las “leyes de mujeres” que acababa de leer Susana significaban, para las comunidades indígenas, una verdadera revolución. Las responsables mujeres estaban todavía recibiendo la traducción, en sus dialectos, de lo dicho por Susana. Los varones se miraban unos a otros, nerviosos, inquietos. De pronto casi simultáneamente, las traductoras acabaron y, en un movimiento que se fue agregando, las compañeras responsables empezaron a aplaudir y hablar entre ellas. Ni qué decir que las leyes “de mujeres” fueron aprobadas por unanimidad. Algún responsable tzeltal comentó: “Lo bueno es que mi mujer no entiende español, que si no…” Una oficial insurgente, tzotzil y con grado de mayor de infantería, se le va encima: “Te chingaste porque lo vamos a traducir en todos los dialectos”. El compañero baja la mirada. Las responsables mujeres están cantando, los varones se rascan la cabeza. Yo, prudentemente, declaro un receso. Esa es la historia que, según me dice Susana ahora, salió cuando alguien del CCRI leyó una nota periodística que señalaba que la prueba de que el EZLN no era auténticamente indígena es que no podía ser que los indígenas se hubieran puesto de acuerdo en iniciar su alzamiento el primero de enero. Alguno, en broma, dijo que no era el primer alzamiento, que el primero había sido en marzo de 1993. Bromearon a Susana y ésta se retiró con un contundente “váyanse a la chingada” y algo más en tzotzil que nadie se atrevió a traducir. Esa es la verdad: el primer alzamiento del EZLN fue en marzo de 1993 y lo encabezaron las mujeres zapatistas. No hubo bajas y ganaron. Cosas de estas tierras.”

Fragmento de la  Carta de Marcos sobre la vida cotidiana en el EZLN del 26 de enero de 1994.

Enlaces relacionados:

La Ley Revolucionaria de Mujeres del EZLN: Actualidad y cotidianidad, escrito por Sylvia Marcos contenido en la publicación de la CGT: EZLN 30 Y 20 consulta AQUÍ.

ELLOS Y NOSOTROS. VII.- L@s más pequeñ@s 3.- Las Compañeras. El muy largo camino de las zapatistas.

Participación de las mujeres en el Gobierno Autónomo  Cuaderno del primer curso de la Libertad según l@s zapatistas

«Nunca más un México sin nosotras» Mujeres rebeldes zapatistas

La lucha de género y las féminas zapatista, el primer YA BASTA

Audios y transcripción completa en encuentro con mujeres del año 2006 durante el recorrido de la Otra compaña

ramona-estacion-claridadvengo-llegando

John Berger en el Semillero

Seguir ahora, en directo, la 11a sesión del #ConCiencias

CNI: crear el Concejo. Siguen los pasos

Chiapas: ConCiencias por la Humanidad

A PESAR DE LAS AGRESIONES, LA CONSULTA VA

No es decisión de una persona.

AUDIOS Y VIDEO Foro Debate, por la propuesta EZLN / CNI en el café Zapata Vive!

“Detrás de nosotros, estamos ustedes”

Video sobre el V Congreso del CNI

Calendario De Continuación Del 5º Congreso Del CNI Y Del Encuentro “L@S Zapatistas Y Las ConCiencias Por La Humanidad”.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2016/10/27/calendario-de-continuacion-del-5o-congreso-del-cni-y-del-encuentro-ls-zapatistas-y-las-conciencias-por-la-humanidad/

Octubre 27, 2016 EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

A l@s Científic@s invitad@s y asistentes al Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”:

A las compañeras, compañeros, compañeroas de la Sexta Nacional e Internacional:

Hermanas y hermanos: Reciban nuestros saludos.

Les escribimos para comunicarles lo siguiente:

Primero.- Por indicaciones del Congreso Nacional Indígena, que en estos momentos se encuentra consultando en barrios, tribus, naciones y pueblos originarios de todo México, la propuesta emanada de la primera etapa del Quinto Congreso, les informamos que la asamblea permanente del CNI se reinstalará el día 29 de diciembre del 2016, en el CIDECI-UNITIERRA de San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

El CNI sesionará ahí en mesas de trabajo los días 30 y 31 de diciembre del presente año.

En esas mesas, o antes si así lo dispone el CNI, se darán a conocer los resultados de la consulta.

El día primero de enero del 2017, se instalará la asamblea plenaria en Oventik, Chiapas, México, y se tomarán los acuerdos si los hubiere.

Las compañeras y compañeros de los barrios, tribus, naciones y pueblos originarios que se acuerpan en el Congreso Nacional Indígena nos informan que tienen problemas económicos para poder moverse a dicha reunión, por lo que piden el apoyo solidario de la Sexta nacional e internacional, y de toda persona honesta que quiera apoyar en ese aspecto.

Para esto, l@s compas del CNI piden que se comuniquen directamente con ell@s a la siguiente dirección electrónica: info@congresonacionalindigena.org

Ahí les indicarán dónde y cómo hacer llegar su apoyo.

Claro que si usted piensa que al reunirse, pensar y decidir en colectivo sus pasos y destino, l@s compas del CNI le hacen el juego a la derecha y perjudican el avance i-m-p-a-r-a-b-l-e de la izquierda institucional, puede condicionarles el apoyo a que lo obedezcan a usted , o agregar a su aporte algo como: “ahí les dejo estos 2 pesos, pero no se dejen engañar y manipular por el cara de trapo”.

O puede darles el apoyo sin más y, como tod@s nosotr@s, tratar de aprender de ell@s.

Segundo.- Aprovechamos para también confirmarles que el Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad” se celebrará en los días y lugar anunciados originalmente: Del 25 de diciembre del 2016 al 4 de enero del 2017 en las instalaciones del CIDECI-UNTIERRA en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

Con un intermedio los días 31 de diciembre del 2017 y primero de enero del 2017.

Si le interesa asistir como escucha y/o vidente, el correo donde se registran para asistir es conCIENCIAS@ezln.org.mx

Así se realizarán, de forma simultánea, las exposiciones sobre las Ciencias exactas y naturales, por un lado; y las reuniones de trabajo del Congreso Nacional Indígena por el otro. Es todo por ahora.

Subcomandante Insurgente Moisés.

Subcomandante Insurgente Galeano.

México, octubre del 2016.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Del Cuaderno de Apuntes del Gato-Perro, sección “ni historias, ni leyendas”: Lo que no contará el Doctor John H. Watson.

Montañas del sureste mexicano.

Mucho llueve. Apenas si se alcanzan a escuchar los gritos que, para darse indicaciones, se dan quienes siguen horadando el muro.

Hay quien se mal protege del aguacero con un nailon, pero la mayoría está con las camisas, blusas, faldas y pantalones empapados, lloviendo de nuevo sobre la tierra.

El muro se extiende hasta donde alcanza la mirada. A pesar de su aparente fortaleza, cada tanto se cimbra en alguna parte de su larga cortina.

Según se dice, quienes en estas tierras habitan sostienen que el muro es capaz de regenerarse a sí mismo, y que por eso no deben detenerse en su empeño de mantener abierta una grieta.

Consultando historias y leyendas que circulan entre los pobladores, se concluye que el propósito del muro no es sólo evitar que se conozca o se cruce al otro lado; también convence, a quienes le miran, de que no hay otra cosa más allá, que el mundo acaba ahí, a los pies de su sólida base y frente a la infinita extensión, en longitud y altitud, de su superficie.

Afuera de una de las champas cercanas al muro, sentada y con la barbilla reposando en una de sus manitas, una niña mira. Pero sus ojos no se dirigen a la soberbia muralla, sino a los pies de quienes golpean y arañan la pared. O más bien al suelo sembrado de lodo y charcos. Un poco atrás de ella, un ser extraño, parecido a un perro, o a un gato, se protege en el dintel de la puerta. La niña voltea a verlo y le dice: “Oí tú, gato-perro, ¿acaso le tienes miedo a la lluvia? Yo no.

Viera que le tengo miedo, de balde me llamo “Defensa Zapatista”. ¿Tú lo crees que si estamos en el partido y se llueve vamos a decir “ay no, mejor me salgo porque me mojo”? Nada de que nada. Ahí nomás con la pura mano te compones el pelo, y como está mojado pues lisito que queda y a volar cuervos que te sacarán los ojos. Pero no es que me hago así para andar coqueteando con los pinches hombres. No, es para que la puedo mirar la pelota cuando viene o cuando va. Si no, pues no.

Y de balde te estás en la champa, manque seas gato o perro, igual te vas a mojar. Mira, ya me llegó una idea en la cabeza”. La niña entra en la casa y al tiempo sale con unas ollas, cubetas y botes de hojalata vacíos. Los va colocando en las hilachas de agua que cuelgan del borde del techo de lámina. Pareciera que es al azar que los coloca, pero no. Cada tanto los cambia de lugar. El ser a quien la niña llama “gato-perro”, ladra y maúlla. La niña lo mira y le dice: “Espera, ahí lo vas a ver qué estoy haciendo”. La niña sigue cambiando de lugar las ollas y botes y, con cada cambio, muta el sonido de las gotas golpeando su superficie. La niña escucha un momento y vuelve a cambiar de lugar y de sonido la extraña sinfonía.

En eso está cuando llega una pareja de hombres. Uno es alto y desgarbado, el otro más bajo de estatura y de complexión mediana. Ambos traen finos paraguas y el más alto porta un elegante abrigo, una especie de gorra y trae una pipa curvada en los labios. Nada dicen, sólo miran a la niña ir y venir. En determinado momento, el desgarbado del gabán elegante carraspea y dice: “Disculpe señorita, ¿me permite que la cubra con mi sombrilla? Así no se mojará usted mientras hace… mientras hace lo que sea que esté haciendo”. La niña lo queda viendo con hostilidad y responde “Acaso me llamo “señorita”, yo me llamo “Defensa Zapatista” (la niña pone su mejor cara de “aléjate de mis ollas y botes o mueres”). Y lo que estoy haciendo es una canción.”

El hombre comenta como para sí: “mmh, una canción, qué interesante mi querido Watson, qué interesante”. El interpelado sólo afirma con la cabeza mientras se arropa en el dintel mirando con desconfianza al perrito… bueno, al gatito… bueno, a lo que sea eso que está junto a él en el quicio de la puerta. El hombre de la gorra extraña observa con atención el ir y venir de la niña. De pronto su rostro se ilumina y exclama “¡Claro! Elemental. Una canción. No podría ser de otra forma”.

Y dirigiéndose a quien ahora comparte con el gato-perro el pequeño espacio donde la lluvia no moja, dice “Atención Watson, aquí tiene algo que no podrá referir nunca en una de esas novelescas vulgarizaciones de la ciencia detectivesca con las que atormenta a sus escasos lectores, si es que los tiene. Observe usted con atención. Lo que hace la señorita…cof…cof… quise decir, lo que hace “Defensa Zapatista” es combinar principios de matemáticas, física, biología, anatomía y neurología. Al cambiar de lugar esos extraños recipientes de metal y colocarlos bajo los diferentes hilos de agua, obtiene diferentes sonidos individuales, los cuales, en conjunto, producen distintas combinaciones de notas que, infiero, llegarán a ser una melodía. Luego, cambiando los ritmos, tendrá música y de ahí, elemental mi querido Watson, una canción. ¡Bravo!”

El hombre le ha pasado su sombrilla al que está en el dintel y aplaude con entusiasmo. La niña ha dejado por un momento su tarea y se ha detenido a escuchar al hombre. Después de los aplausos, la niña pregunta “tú dices una tonelada ¿no?” “¿Tonelada?”, se repite el hombre y, después de pensarlo un poco exclama: “¡Claro! Tonelada, tonada. Sí señorita, una tonada y no una tonelada, aunque en verdad que hay tonadas que son muy pesadas”. La niña frunce el ceño y aclara “Ya te dije que no me llamo “señorita”, me llamo “Defensa Zapatista”, ¿tú cómo te llamas?” El hombre responde “Tiene usted razón, ha sido una falta de educación el que no me haya presentado” y, haciendo una breve reverencia, se presenta “Mi nombre es Sherlock Holmes, detective consultor. Y mi acompañante, quien ahora tirita por la lluvia y el frío, es el doctor John H. Watson, vulgarizador de la ciencia”, y, tendiendo la mano hacia la niña, agrega “Y usted es… ya, claro, me lo ha dicho antes, “Defensa Zapatista”. Extraño nombre para una niña. Bueno, al parecer todo es extraño en estos rumbos”.

La niña ignora la mano tendida, pero se muestra interesada. “Detective consultor… ¿y eso qué es?”, pregunta. “Combato al crimen, señorita, investigo observando, analizando y aplicando las ciencias”, responde el hombre con modestia mal fingida. “Ah, como el Elías Contreras que es comisión de investigación zapatista”, interrumpe la niña. El hombre trata de aclarar, pero la niña sigue: “Bueno, mira, yo ya lo hablé al Elías para que se entra al equipo, pero resulta que ya está finado y anda en eso del mal y el malo, o sea que está investigando al pinche sistema capitalista. Le dije que sí puede entrar al equipo, aunque esté difunto, pero dice que el supmarcos lo manda luego a la investigación y no se llega en los entrenamientos. Lo raro es que el supmarcos ya está finado también. Creo que es que se entienden como finados que son ambos dos.

Claro, ahorita no muy se puede entrenar porque el potrero está todo enlodado y la pelota no camina, ahí nomás se queda aplastada y por muchas patadas, nada que se mueve, apenas un poquito y ya otra vez se echa de haragana. Entonces de balde te llenas de lodo, y luego las mamaces con su “te tienes que bañar” y pos al río. ¿Tú te gusta bañarte? A mí no me gusta. Sólo si es que hay baile, ahí sí, porque ni modo de estar toda enlodada cuando tocan “la del moño colorado”. ¿Tú la conoces “la del moño colorado”? Ésa es buena la canción porque se baila así nomás (la niña se balancea apenas, de un pie a otro mientas tararea), no que pura brincadera como los jóvenes de ahora que les gusta esa música y acaban peor de enlodados que si no se hubieran bañado. Pero las mamaces, ¿acaso les importa si no hay baile? Nada, a bañarse o si no, a volar cuervos que te sacarán los ojos. ¿Tú lo tienes mamaces? Bueno, mira, tú lo piensas si será que las mamaces saben. Saben, de por sí. No sé todavía por qué es que saben, pero saben. Tú lo deberías investigar cómo es que saben. Yo le dije al Elías que lo investiga, pero sólo se ríe el muy maldito. Y peor el SupMoy, ¿acaso apoya? Si anda por ahí y las mamaces dan orden de bañar, ¿tú lo crees que te va a defender? Nada, que hay que obedecer a las mamaces, dice. Yo le reclamé un día que por qué hace así, si la lucha dice que mandar obedeciendo, que sea que las niñas mandan y las mamaces obedecen. Pero nada, nomás se ríe el muy maldito.

Bueno, mira, pon atención porque te voy a explicar: resulta que no hemos completado el equipo. ¿Por qué? Bueno, pues porque no hay disciplina, que sea no entienden la organización de la lucha. Un rato te dicen que sí entran y otro rato, anda vete, ya agarraron camino por otro lado. Que por esto, que por lo otro. Puros pretextos que ponen. O si no, que por los trabajos de la lucha, dicen. ¿Qué acaso jugar no es un trabajo de la lucha? El finado supmarcos decía que el trabajo de los niños es jugar. Bueno, también decía que estudiar, pero no lo vayas a publicar, ¿eh? Total, que así no se puede completar el equipo, no hay seriedad, como quien dice. Pero tú no preocupas, no vas a desesperar que no rápido se completó el equipo, de por sí lo sabemos bien que dilata, pero ya vamos a ser más.

Yo, como ahorita no se puede entrenar y no me dejan que vaya a hollar el muro, que porque está lloviendo y me mojo… ¿Vas a creer que así dicen? Si de por sí cuando me baño me mojo. Yo el otro día le quise echar la plática política a mis mamaces y les dije que no es bueno que me baño porque me mojo, y dicen en la escuela autónoma que no es bueno que las niñas se mojen porque qué tal que se enferman de la tos, ¿ah verdad? Entonces mis mamaces nomás se rieron, creo no entendieron la plática política porque ahí nomás, anda vete, al río y que lávate detrás de las orejas, que esto y que lo otro.

Bueno, no te distraigas tú, como te llames, resulta que, como no puedo entrenar ni puedo hollar el muro, entonces me puse a pensar y a pensar. Y ahí estoy piense y piense. Pero no tarugadas, sino que de la lucha. Entonces lo pensé que necesitamos una música para cuando gánemos el partido. Porque si no hay música, pues no vamos a estar con contento que ganamos, ¿me entiendes? Qué vas a entender, si nomás estás mirando.

Bueno, te explico. Mira, las mamaces saben, no sabemos cómo es que hacen, pero saben. Si tú lo tienes una pregunta difícil, vas con tus mamaces y zás, tras que lo saben la respuesta. Bueno, pues resulta que mis mamaces me contaron el otro día una como historia. Que dijo el finado que la lucha necesita de las ciencias y las artes. Yo no sé qué es ciencias y artes, y entonces ya mis mamaces me explicaron. Creo que te explico porque seguro tú no lo sabes.

Mira, ciencias y artes no es que haces las cosas como quiera, al aventón, sino que primero lo imaginas cómo va a quedar lo que quieres hacer, ya luego lo estudias cómo vas a hacer y pues ya luego lo haces, pero no nomás así, sino que alegre, con muchos colores y muchas músicas ¿entiendes? Bueno, entonces lo pensé que imaginé cómo es nuestra música que ganamos el partido. Pues sí, bien alegre pero no de bailadera, porque es serio ganar un partido, cuantimás si puro bulto tengo de equipo, como el gato-perro aquí presente, que acaso obedece, nomás corre y corre, y como tiene las patas torcidas pues ahora sí que se va de lado. Entonces la canción pues, tiene que ser alegre, pero seria. O sea que da gusto, que se pone contento tu corazón.

Entonces pues estoy aquí sentada pensando la música, o sea la tonelada de la canción y ahí nomás llegó mi idea. Porque estoy escuchando el sonido que hace la lluvia cuando cae, y lo miro que suena diferente según cada charquito. Entonces lo saqué las ollas de mi mamá y unos botes y cubetas del colectivo de como mujeres que somos, y estoy aquí escuchando cómo se oye cada uno y cómo se oye en colectivo. Porque no es el mismo como quien dice individual que en colectivo, vieras. En colectivo es más alegre, se oye bien. En cambio, en individual, puro lo mismo, aunque lo cambies la cubeta. Pero si los juntas, ya es otra cosa.

Claro, el asunto es cómo le haces para que juntas y se oye bien alegre. ¿Entiendes? O sea que ahí es donde lo metes las ciencias y las artes y sale cabal. No como el Pedrito que se presume que sabe cantar, pero puras del Pedro Infante sabe. ¿Acaso sabe de amores? No, puras de caballos y de borrachos. Y de balde, porque el Pedrito no toma trago dos veces, o sea que no toma porque es niño y no toma porque es zapatista. ¿Tú lo crees que vas a conseguir tu marida si le cantas de caballos? No, nada, nunca jamás. Y peor si es de borrachos la cantadera.

A mí, viera que me cantan de caballos, de balde, porque yo tengo uno, nomás que está choco, que sea que un ojo mira y el otro no mira. Bueno, la mera verdad no es mío el caballo, porque acaso tiene dueño. Nadie sabe de dónde vino, sólo apareció ahí de pronto en el potrero. Yo rápido como quien dice que lo recluté para el equipo y lo puse de portero, pero como no mira bien pues me tuve que poner yo de defensa. Bueno, pero si me cantan una de borrachos, pues ahí sí, unos zapes y a volar cuervos que te sacarán los ojos.

Dicen las mamaces que el trago no sirve, que los pone como mensos a los hombres. Bueno, más mensos pues. Y luego lo pegan a las mujeres. Claro, ahora es diferente porque nos defendemos como mujeres que somos. Yo, como soy defensa zapatista, también me entreno para que los hombres no me molestan cuando ya críe, o sea cuando crezca y ya sea una soltera. Pero no te distraes, apúntalo en tu cuaderno lo que te expliqué, apúntalo que las ciencias y las artes son muy importantes…”

En eso, el gato-perro empieza a ladrar y a maullar. La niña voltea a verlo y le pregunta “¿Ya?” El gato-perro ronronea y gruñe. La niña entra apresurada a la champa, justo cuando la lluvia corta su húmeda falda y el cielo se aclara. Ya no llueve cuando la niña sale corriendo de la champa con un balón en las manitas. El gato-perro sale corriendo detrás de ella. Mientras se aleja, la niña alcanza a gritar: “Ahí cuando acabes el apunte vienes. No preocupas si no está cabal el equipo todavía. De repente dilata, pero ya vamos a ser más”.

El hombre a quien llaman “Doctor Watson”, cierra su sombrilla y extiende la mano para asegurarse de que, en efecto, ha dejado de llover. El hombre de la gorra absurda sigue mirando a la niña alejarse. Luego extrae una lupa de su gabardina y se detiene a analizar cada uno de los trastos ahora mudos, sin lluvia que les saque una canción. “Interesante, mi querido Watson, muy interesante. Creo que valdrá la pena estar una temporada en estos parajes. La atmósfera es limpia y la niebla no deja de recordarme al Londres de la calle del panadero”, dice el hombre alto y delgado mientras extiende los brazos para mejor aspirar el aire de las montañas del sureste mexicano. “¿Estar una temporada, Holmes? ¿Para qué?”, pregunta el otro hombre mientras se sacude unas gotas de lluvia rezagadas, “no creo que seamos de mucha ayuda, aunque esa niña parece que sufre de diarrea verbal, un tranquilizante le haría mucho bien… a quien tenga que escucharla”. “No, Watson, no vamos a ayudar a nadie. Sólo vine para encontrarme con un viejo conocido. Pero creo que será difícil encontrarlo… al menos con vida”, dice el hombre mientras guarda la lupa, y se echa a andar. El otro hombre se apresura a alcanzarlo mientras pregunta “¿Y entonces qué vamos a hacer aquí?, Holmes” “Aprender, mi querido Watson, aprender”, dice el hombre mientras saca de nuevo la lupa y se detiene a mirar un insecto.

Mientras las dos figuras se desdibujan en la niebla, se escuchan a lo lejos ladridos, maullidos, y una risa infantil, una risa como si una canción fuera. Entonces, aunque de forma casi imperceptible, el muro se estremece… Doy fe. Guau-Miau.

Hora de imaginar y actuar

QUE RETIEMBLE EN SUS CENTROS LA TIERRA

Audio: Palabras del Subcomandante Moisés en la clausura del #CompArte en el Caracol de Roberto Barrios

https://www.centrodemedioslibres.org/2016/08/13/audio-palabras-del-subcomandante-moises-en-la-clausura-del-comparte-en-el-caracol-de-roberto-barrios/

 

Este viernes 12 de agosto de 2016 concluyeron todas las fechas programadas para el CompArte en territorio zapatista, la última parada era en el Caracol de Roberto Barrios. Al realizarse la clausura del CompArte el Subcomandante Insurgente Moisés del Ejército Zapatista de Liberación Nacional dirigió unas palabras a las bases de apoyo del EZLN y adherentes a La Sexta presentes.

 Subcomandante-Moises-CompArte-Roberto-Barrios

 

Fin del CompArte (dias 7 y 8) zapatista

​PALABRAS DE LA COMANDANCIA GENERAL DEL EZLN, EN VOZ DEL SUBCOMANDANTE INSURGENTE MOISÉS, EN LA APERTURA DE LA PARTICIPACIÓN ZAPATISTA EN EL CompARTE, EN EL CARACOL DEOVENTIK, CHIAPAS, MÉXICO, LA MAÑANA DEL 29 DE JULIO DEL 2016.


A nombre de las compañeras y compañeros de las bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, quiero platicarles lo que sentimos de lo que nos hacen a
nosotras y nosotros en los pueblos originarios de México, y creo está igual en el mundo entero.

Queremos decirles, explicarles, una vez más, de los ya tantos dolores que nos ha hecho este podrido sistema capitalista.

NO se vayan a sentirse mal, compañeras y compañeros de la sexta nacional e internacional, hermanas y hermanos del mundo, de todo lo que les voy a decir, porque no se trata
de ustedes.

Se trata de cómo nos hace o cómo nos tiene el sistema capitalista, en especial a nosotros LOS PUEBLOS ORIGINARIOS de este país que se llama México.

Voy a hablar de cómo nos sentimos nosotras y nosotros, zapatistas, de lo que les hicieron a nuestras hermanas y hermanos indígenas de pueblo de San Juan Chamula, el pasado
23 de Julio de este año.

A nosotras y nosotros Zapatistas, nos duele lo que pasó ahí.

Lo que realmente pasó, no lo que han dicho los medios de comunicación de paga que se venden por unos centavos.

Bien lo sabemos que dicen que mataron al presidente municipal que es del Verde Ecologista.  Y como es el partido del capataz Velasco, pues ahí están los medios de paga
llorando y lamentando.  Y no dicen nada de los otros muertos, los que se fueron a morir a sus parajes, o cuyos cuerpos fueron sacados por sus familiares todavía heridos o ya
finados.  Para el gobierno y periodistas esos muertos no importan.  Y son decenas de muertos, y no sólo 5 que eran autoridades corruptas.

Todos en Chamula, y en todos los parajes indígenas de Los Altos de Chiapas, lo saben lo que pasó.  Lo saben que fue la guardia del presidente corrupto del Verde la que
inició la balacera y mató e hirió a muchos de los que estaban en la plaza.  Y que fue hasta después que llegó el otro grupo armado a rematar a esas autoridades.  Rematar,
sí, porque ya estaban muertas a garrote y machete.

El gobierno y sus empleados periodistas quieren presentar como que fue un pequeño problema, dicen que “pobrecito” el presidente municipal, que sólo le reclamaron y él quería
solucionar, pero los “salvajes” chamulas, así dicen los medios, lo mataron.

Es mentira.  Todo lo que han dicho en todos los medios de paga es mentira.  Es una mentira pagada con unos centavos.  Y los medios de paga prefieren entrevistar a
“especialistas”, dicen, en lugar de investigar lo que pasó realmente.

Nosotros no lo vamos a decir lo que pasó en detalle.  Eso le toca decirlo a las verdaderas víctimas de ese día y de mucho tiempo antes.  Ya sabrán ellos cuándo y cómo lo dicen.

Pero nosotros sí decimos que nos duele, mucho, lo que pasó después.  Lo de cómo los medios de paga empezaron a decir tonterías e insultos a los indígenas.  Y los que se
dicen que muy progresistas, pues también.  Nos duele de cómo hicieron como si fuera un héroe a un corrupto.  De cómo mintieron todos y se hicieron cómplices del verdadero
crimen, y se pusieron de rodillas para que el Velasco se subiera en sus lomos y se presentara como un gran salvador.  Ahí va en su cuenta que se vendan por unos centavos.

A nosotros no nos importa si no son zapatistas en el pueblo de Chamula.  Son nuestros hermanos.  Son indígenas y es parte de nuestro pueblo originario, de nuestra raza
originaria, los que se mataron en el pueblo de San Juan Chamula.  No nos da gusto que se maten entre indígenas, aunque sean de partidos políticos o de lo que sea.  No nos da
gusto que se presente como “salvajes” a indígenas y que sean los verdaderos salvajes criminales gobiernos y partidistas los que así dicen y con sus prensas de paga bien
obedientes.

Lo que nos importa es quién quiso que así pasara, quién lo planeó.

Tenemos un dolor inmensamente al parecer incurable de lo que nos hacen los de arriba.

Estamos claros ya, nadie nos va curar, solamente nosotras, nosotros mismos, tenemos que trabajar mucho y muy duro.

Porque todo lo malo que nos pasa en nuestras comunidades, pueblos, colonias, parajes, SIEMPRE ES PORQUE AHÍ ESTÁN METIDOS LOS PARTIDOS POLÍTICOS y las RELIGIONES O EL
NARCOTRÁFICO.

Nos usan a nosotras y nosotros, indígenas, para hacer de todo, totalmente a todo lo que les viene en gana a los de arriba.

Nos quieren llevar de ser servidores de ellos los de arriba, como síndicos, regidores, diputados estatales, diputados federal.  ¿A qué?, a aprender a ganar dinero sin
trabajar, a aprender de corrupto, disfrazados de ser servidores del pueblo.

Nos ven, no sé como qué cosa, porque la basura sí sirve de abono.  En este caso ni como basura nos ven.  Somos sus mierdas para ellos y ellas los de arriba.

Nos tratan como sus mierdas porque ya las usaron y esa mierda hay que desecharla, haciendo como se quiera hacer.

No puedo decir que nos tratan como sus animales o sus mascotas que ellos y ellas tienen, porque a ésas sus mascotas que tienen, las tienen con trato como un ser vivo.

A nosotras y nosotros los indígenas del mundo, nos ven y nos dicen,” atrasados mentales”, “no civilizados”, “estorbosas” y “estorbosos”, nos dicen “indios pata rajadas”,
“asquerosas” y “asquerosos”, y tantas majaderías nos han hecho y dicho.

Siglos y siglos lo hemos resistido.

Somos carne, sangre y hueso, igual que ellas y ellos.

Pero nosotras y nosotros los y las indígenas no le estamos haciéndoles daño a NADIE.

Nos han querido destruir y desaparecer. Pero nunca lo podrán.

Nos han dividido en las religiones, mal educado en las escuelas, en los partidos políticos.  Nos han metido otras culturas, otra mala política, otra mala ideología.

Compañeras y compañeros de la sexta nacional e internacional, hermanas y hermanos del mundo:

Claro les decimos. No somos mierda de los de arriba, para que nos traten así.  Somos humanos de sangre, hueso y carne como ellas y ellos. De color no somos igual, pero de
ser vivo sí.

No queremos ser malos como ellas y ellos, que usan a los humanos.

Porque hoy están mostrando que somos malos los indígenas, que nos matamos entre nosotros los indígenas, como lo que pasó en San Juan Chamula.

Los que quisieron que así pasará eso son los partidos de arriba del PRI y del PVEM de los gobernantes y de todos los partidos políticos.

Así ha pasado con los otros partidos llámese de izquierda o no.  Nos usan de choque y ellos como partidos no son ellos los atrasados mentales, malos y todo los males,
siempre somos nosotros los que salimos pagando lo más fiero.

No digo que somos muy buenos los pueblos originarios, tenemos nuestros problemas pero los resolvemos nosotros, pero esto que pasó es por culpa de los partidos y las
autoridades de esos partidos.

No sale esto en los medios de comunicación, porque no ganan dinero si sacan la verdad, todo lo contrario, ganan más dinero al ocultar la información.

Ya los periodistas mujer u hombre, que trabajan en los periódicos, tienen que hacer lo que digan sus patrones, y ellas y ellos lo hacen por cuestión de paga.  Ya se perdió
su dignidad y así están también los líderes de las religiones que saben que están engañando, ya no hay dignidad.

¿Porque quién enseñó de ser corruptos, ratero y tramposo?  Ellas y ellos, los de arriba.

Porque ese muerto presidente municipal de San Juan Chamula era del Verde que no los quería pagar lo que les debía a esos indígenas igual que él.  Muchas veces le habían
dicho ¡páganos ya! Pero no hubo oído y escucha para ellos y ellas. ¿Dónde aprendió esto el presidente municipal? En los malos gobernantes.

Décadas y décadas y cientos de años nos han siempre engañado, maltratado, usado, y es por eso nadie nos hace caso a nosotras, nosotros los indígenas.

Malo y malísimo las enseñanza de los de arriba, porque algunos  de los indígenas que se han dejado para ser serviles  de los de arriba que han llegado de ser sindico,
regidores, como la regidora de Las Margaritas (la Florinda del PAN) de La Realidad, el exdiputado federal de la CIOAC (Antonio Hernández Cruz) tojolabales. Han aprendido de
no escuchar y no tomar en cuenta a los pueblos. Son los organizadores del asesinato del compañero maestro de la escuelita del compañero Galeano.  No lo olvidamos.

Muchos tomos de libros de cosas malas que nos han querido enseñar. Un ejemplo: yo, indígena, pero soy pequeño propietario de tierra de 10 hectáreas, ya soy ranchero, y un
ejidatario comunero con su derecho de 20 hectáreas, ah, no es ranchero, pero tiene 20 hectáreas, pero no es lo que vale, lo que vale es ser propietario de propiedad,
entonces como ya son rancheros por lo tanto ya no son indígenas.  Ni se diga si ya son regidor o síndico, porque ya son de clase media. Y ya dicen que no saben hablar una
lengua.

¿Por qué nosotras y nosotros los indígenas tenemos que pagar con vida, para que otros tengan dinero para comer?

Todos los medios de paga, compiten de precio a cuánto van a vender las fotos de muertos de San Juan Chamula, pero no sacan quién es el culpable de los muertos y todos los
gobiernos pagan al precio que sea con tal que no saquen los meros culpables, que son ellos.

Sólo sacan lo que diga los malos gobernantes, ¿Dónde se fueron los periodistas y fotógrafos para mostrar los demás muertos que mataron sus guaruras del presidente de su lado
contrario? No les importa esos periodistas y fotógrafos porque ahí no ganan dinero y también porque son indios que murieron y no importa si son de partidos.  Total, son
indios. ¿Esto no se entiende como racismo? Y hablan en contra del racismo

Y todos los que disque trabajadores de los medios de paga, ya lo están viendo la paga en sus manos vendiendo mentiras, acomodando mentiras, sin importar la grave situación
hasta para ellos. No lo sacan lo que es la verdad, porque les sale muy barato la verdad.  Qué vergüenza, intelectuales de la mentira.

Llegan tarde en el lugar de los hechos, sólo para sacar imágenes de muertos y no investigan las razones de décadas de injusticias.

Eso sí son puntuales y los acompañan a sus jefes de paga, o sea los malos gobernantes cuando va ir a mostrarse y tomarse la foto, y que ya está bajo control el lugar donde
lo mataron al buen presidente y su equipo por “salvajes indios”.  Eso sí la sacan todo lo que dicen los malos gobiernos.

En cosa de minutos los ponen en los medios y mala la información, y las borran en el noticiero inmediatamente, para que se vea y se olvide rápido, para no exigir quiénes son
los verdaderos responsables de lo que le pasa a los indígenas de este país.  Ésa es la función de los medios de paga.

¡Carajo!, bien los sabemos que los ricos no son ricos porque trabajan mucho de sol a sol, no se sudan y se apestan del sudor, no se accidentan en la máquinas, no son
mutilados por eso, no se rosan en los cuerpos por tanto sudor, no se quedan sordos por tanto ruidero escuchando durante 8 a 12 horas, no se enferman por cansancio, no se
estresan porque no tienen paga por su medicina, por comida, por su cuenta de rentas, por su educación de sus hijos.  No les hace falta nada, gracias a nosotras y nosotros
las y los trabajadores del campo y de la ciudad.

Sin la explotación que nos hacen no serían ricos.

Este mundo en que nos tienen ya no sirve.

¿Cuál es nuestra paga que nos dan en este mundo capitalista? La miseria, la explotación, el maltrato, la injusticia.

Hoy nos tratan a todos igual, trabajadores del campo y la ciudad.

Nos maltratan los caporales que son los presidentes municipales, nos maltratan los mayordomos que son los gobernadores y nos maltratan el capataz que es gobierno federal,
por órdenes del patrón: el capitalismo neoliberal.

Cuánto nos duele de todo lo que nos hacen a nosotras y nosotros los indígenas de todo el país, de lo que le han hecho a las compañeras y compañeros del Congreso Nacional
Indígena.

Y si nos defendemos, ah, somos “salvajes”, “atrasados mentales”.

Si robamos una bolsita de sabrita, a la cárcel.  Y si roba 40 mil millones el Juan Sabines Gutiérrez no hay cárcel, sigue libre para estar robando más.

Que mierda, que horror, que racista.  No hay periódico de 8 columnas en México para eso que publique.

Injusticia para nosotras y nosotros los pueblos explotados.  NUNCA hubo justicia para nuestros tatarabuelos, no hubo justicia antes del 1968, no hubo justicia por la matanza
del 68, las matanzas de mujeres en ciudad Juárez, la de matanza de las y los niños de la guardería ABC, no ha habido justicia por Acteal, ni para los 43 desaparecidos
alumnos de Ayotzinapa.  Y tantas y tantas injusticias.

Pueblo de México: organicémonos y luchemos como lo que somos, así como nosotros indígenas estamos organizados con un nuestro nuevo sistema de gobernar.

Pero no nos digan cómo.  Sí queremos que nos compartamos nuestras experiencias, porque no sabemos cómo es la vida de obreras y obreros, no sabemos cómo es la vida de
maestras y maestros y así de cada quién, pero sí entre todas y todos sí sabemos que sí queremos Justicia, Libertad y Democracia, en eso sí no tenemos diferencias.

Así como nos tienen en este sistema es imposible, ejemplo: Yo diputado federal del pueblo originario y me siento en mi curul y al lado del diputado federal Diego Fernández
de Ceballos, terrateniente y casa teniente, y me pongo a discutir la ley agraria, que sea equitativo el reparto de la tierra, o sea que nadie más y nadie menos debe tener
más tierra.  La pregunta es ¿voy a poder llegarme de acuerdo con él, yo indígena y él terrateniente?

Este sistema ya no sirve, ya está podrido, ya no tiene remedio, se va caer por pedazo y va llevar muertos al caerse.  Es mejor salgamos de ahí.

Mejor nos organicemos para construir una nueva casa, es decir una nueva sociedad

Nadie va luchar por nosotros.

Así como nosotras y nosotros, zapatistas, nadie llegó y luchó por nosotras y nosotros, es decir nosotras y nosotros tuvimos que dar nuestra vida por querer más nuestra vida.

Así que pueblo de magisterio organizarse y luchen hasta el final; pueblo de servidores de la salud humana de México organícense porque ya tienen la tormenta sobre ustedes. 
Y así cada sector de trabajadores nos va pasar a llevar la tormenta.

A organizarse pueblo de México y pueblo pobre del mundo.

Gracias.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.

Oventik, Chiapas, México.

29 de julio del 2016.


Dia 6: Festival CompARTE por la humanidad Cideci / Universidad de la Tierra Chiapas

Carta abierta sobre la agresión al movimiento popular en San Cristóbal de las Casas, Chiapas

Jul212016

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

21 de Julio del 2016.

A quien sea ahora el gobernador en funciones y demás capataces del suroriental estado mexicano de Chiapas:

Damas (já) y Caballeros (doble já):

No reciban nuestros saludos.

Antes de que se les ocurra inventar (como ya está haciendo la PGR en Nochixtlán, Oaxaca) que la cobarde agresión contra el campamento de resistencia popular en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, fue orquestada por ISIS, les pasamos, gratis, el informe que hemos recabado:

Las siguientes son palabras de un hermano indígena partidista (PRI) de San Juan Chamula, Chiapas, México:

“A las 9 de la mañana (del día 20 de julio del 2016) llamaron a los del Verde a su casa del gobernador. Ahí regresaron y que les dijeron que hagan como hicieron el otro día.

(NOTA: se refiere a cuando un grupo de indígenas del Partido Verde Ecologista se pusieron pasamontañas y fueron a hacer desmanes en el bloqueo de San Cristóbal y en Tuxtla Gutiérrez, capital de Chiapas. Cuando fueron detenidos por la seguridad de la CNTE primero dijeron que eran zapatistas (no lo eran, ni lo son, ni lo serán), luego ya dijeron que son partidistas.

Pero que esta vez iban a ir a dialogar, para que los del bloqueo dejaran pasar los camiones de los chamulas que hacen comercio en Tuxtla. El presidente municipal (del Verde Ecologista) puso las patrullas y la ambulancia locales. El de San Cristóbal otro tanto de policía. Los gobiernos de Tuxtla un buen tanto más. De por sí hicieron trato con los policías, o sea que tenían su plan pues. Y entonces llegaron como que quieren dialogar y un grupo se cruzó y entonces empezaron a romper todo, a robar y a quemar, o sea que por dos lados los agarraron. Luego, como traen armas, porque de por sí los Verdes andan armados, pues a disparar como bolos y mariguanos. Y los policías estaban como cuidándolos, o sea que eran su apoyo. Eso que hicieron los verdes ya no estamos de acuerdo. Porque de por sí ahora los turistas tienen miedo de venir a la cabecera (de San Juan Chamula) y eso perjudica a todos porque baja el comercio mucho. No es el bloqueo, son los pinches verdes que están chingando todo. Ahora vamos a ir a protestar a Tuxtla para que quiten a ese presidente que es tan pendejo. Y si no hacen caso, pues ya lo vamos a ver aquí cómo le hacemos.”

En lo que se refiere a su torpe maniobra de encapuchar paramilitares para presentarlos como zapatistas (además de que es un refrito usado antes por el Croquetas Albores), es un fracaso rotundo. Cuestionadas sobre si creían que eran zapatistas los que habían desalojado el bloqueo y hecho desmanes, esto respondieron dos personas del pueblo, sin filiación política conocida:

Un comerciante ambulante, edad aproximada 60 años responde:

“¡No! Los que hicieron destrozos ayer son gente pagada del gobierno, de por sí lo sabemos. No son los que apoyan a los maestros. Porque la lucha de los maestros está bien, si no, vamos a terminar pagando la educación nosotros. Y ¿de dónde sacan para pagarle a los maestros? Pues del pueblo. Lo que falta es que por lo menos la mayoría de los estados se decidan a entrarle, porque ya hay cuatro estados que están ya puestos, pero los demás no sabemos para cuándo.”

Una indígena Chamula, comerciante ambulante, contesta:

“¡Naaaa!!!, no son ellos, ¡ellos no se comportan así! Ellos (los zapatistas) sí están apoyando a los maestros y los de ayer se quieren hacer pasar como ellos, pero no son, sólo se ponen sus pasamontañas, pero no se portan igual.

– ¿y quién era la gente de ayer?
– Son otros, les pagan.
– ¿y cómo ve lo de los maestros?
– Pues es que sí se necesita apoyarlos”

-*-

Estamos seguros que ustedes lo ignoran (es eso, o que las tonterías que hacen es por lo mismo, o sea por tontos), pero resulta que el así llamado “conflicto magisterial” surge por la estúpida prepotencia del gris aspirante a policía que todavía despacha en la Secretaría de Educación Pública (SEP, por sus siglas en español, oh, de nada, no hay por qué darlas). Después de movilizaciones y de la respuesta gubernamental a esas movilizaciones con amenazas, despidos, golpes, cárcel y muertes, el magisterio en resistencia logró que el gobierno federal se sentara a dialogar. Es, pues, un asunto federal. Corresponde al gobierno federal y al magisterio en resistencia dialogar y llegar o no a acuerdos.

Ustedes simpatizan con la cerrazón del gris policía. Nosotras, nosotros, zapatistas simpatizamos con las demandas del magisterio y lo respetamos. Y no sólo a la CNTE, también y sobre todo al movimiento popular que se ha levantado en torno a sus demandas. Como zapatistas que somos, hemos hecho pública nuestra simpatía apoyándolos, además de con la palabra, con el poco alimento que pudimos juntar de nuestras mesas.

¿Ustedes creen que a ese movimiento, ya popular, lo van a derrotar con desalojos, así sea disfrazados de “indignación ciudadana”? Pues ya lo vieron que no. Al igual que los hermanos pueblos originarios hicieron en Oaxaca, si los desalojan, se vuelven a poner. Así una y otra vez. Porque resulta que acá abajo, no hay cansancio. Sus patrones de ustedes calcularon que el movimiento del magisterio en resistencia se iba a desinflar por las vacaciones. Ya vieron que se equivocaron (mmh, ya son más de 3 fallas en la evaluación, si les aplicaran la “reforma educativa” ya estarían despedidos, y buscando empleo en Iberdrola al lado del psicópata).

El movimiento no hace sino crecer y concertar simpatías, mientras ustedes sólo convocan antipatías y repudio.

Como lo señalamos desde hace casi dos meses, el movimiento ya acuerpa distintos sectores sociales y, claro, sus demandas específicas. Por ejemplo, no están ustedes para saberlo, pero ya piden la destitución de Cancino (supuesto presidente municipal de San Cristóbal de Las Casas, ciudad que está, tal vez ustedes lo ignoren, en el estado de Chiapas, México) y el encarcelamiento de Narciso, jefe paramilitar de la ALMETRACH. Eso y otras cosas que demandan, que se pueden resumir en una sola: buen gobierno. ¿Qué tarda en que se den cuenta de que ustedes, tod@s, estorban, que no son sino parásitos que enferman a la sociedad entera arriba y abajo?

Pero entonces pasa que ustedes se sienten muy seguros y mandan a sus perros a robarles sus pocas pertenencias a esas personas que se están manifestando PACÍFICAMENTE. Bueno, pues entonces nosotros, nosotras, zapatistas, volveremos a juntar alimentos y los enseres que les quitaron, y se los volveremos a mandar. Así una y otra vez.

En lugar de hacer declaraciones ridículas (como la del deslinde del cobarde ataque al plantón POPULAR en San Cristóbal), podrían contribuir en algo a la distensión necesaria para que ese diálogo y negociación siga el rumbo que determinen sus partes (que, les recordamos, es entre el Gobierno Federal y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación), harían bien en amarrar a sus perros (de nombres Marco Antonio, Domingo y Narciso). Sólo sílbenles agitando un fajo de billetes y verán cómo obedecen.

Y un consejo no pedido: no jueguen con lumbre en San Juan Chamula, el descontento y la división que, dentro de ese pueblo, están fomentando ustedes con sus tonterías, puede provocar un conflicto interno cuyo terror y destrucción no se podrán tapar ni con bots en redes sociales, ni con inserciones pagadas, ni con el poco dinero que Manuel Joffrey Velasco Baratheon-Lannister haya dejado en la tesorería estatal.

Entonces tranquilos. Paciencia y respeto. Esperemos que el gobierno federal dialogue y negocie con seriedad y compromiso. No sólo porque las demandas magisteriales son justas, también porque tal vez ésta es de las últimas veces en que habrá con quién dialogar y negociar. Es tal la descomposición que han alentado ustedes que, pronto, no sabrán ni a quién calumniar. Además, claro, que no habrá nadie en el otro lado de la mesa.

¿Entendido?

Entonces, ustedes a lo suyo, es decir, al Photoshop, las páginas de sociales, las fiestas de relumbrón, los anuncios monumentales, las revistas del corazón, la frivolidad de quien carece de inteligencia.

¿Gobernar? ¡Vamos, eso ya no se los creen ni los medios de paga!

Mejor háganse a un lado y aprendan, porque éste es Chiapas, y el chiapaneco es mucho pueblo para gobierno tan miserable.

-*-

A quien corresponda:

Como zapatistas que somos es nuestra convicción, y obramos en consecuencia, que se deben respetar las decisiones, estratégicas y tácticas, del movimiento. Y esto va para todo el espectro político. No es legítimo querer montarse en un movimiento para tratar de llevarlo a un lado fuera de su lógica interna. Ni para frenarlo, ni para acelerarlo. O si no, digan claro que lo que quieren es usar ese movimiento para sus fines y propósitos particulares. Si lo dicen, tal vez el movimiento sí los sigue, tal vez no. Pero es más sano hablarle claro al movimiento sobre lo que se busca ahí. ¿Cómo quieren dirigir si no respetan a la gente?

Nosotras, nosotros, como zapatistas que somos, no vamos a decirle a nuestras maestras y maestros actuales (l@s de la CNTE y los pueblos, barrios y colonias que apoyan) qué hacer o qué no. Esto les debe quedar bien claro a todas esas nobles personas que luchan: CUALQUIER MOVIMIENTO QUE HAGA EL ZAPATISMO EN LO QUE SE REFIERE AL MOVIMIENTO POPULAR EN CURSO (o los que surgirán después) LO HARÁ SABER PÚBLICAMENTE CON ANTELACIÓN y siempre respetando sus tiempos y modos. Tanto la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, como los movimientos de pueblos originarios, colonias y barrios que apoyan al magisterio, deben entender que, cualquiera que sea su decisión, sea sobre el rumbo, el destino, los pasos y la compañía que decidan, recibirá nuestro respeto y saludo.

Lo de “disfrazarse” de zapatistas y gritar consignas que involucren a otr@s, está bien para que se diviertan un rato y tener una medallita en su curriculum, pero no deja de ser falso y deshonesto. Nosotr@s no nos alzamos para repartir comida chatarra robada, sino por democracia, libertad y justicia para tod@s. Si creen que es más revolucionario y que ayuda más al movimiento, romper vidrios y robar comida que ni alimenta, pues que el movimiento valore y decida. Pero aclaren que no son zapatistas. A nosotr@s no nos molesta ni enfada que nos digan que no entendemos el momento coyuntural, o que no tenemos visión de las ventajas electorales, o que somos pequeño burgueses. Sólo nos interesa que esa maestra, ese maestro, esa señora, ese señor, ese joven o jóvena, sientan que acá, en las montañas del sureste mexicano, hay quienes les quieren, les respetan y les admiran. Aunque en las grandes estrategias electorales o revolucionarias no entren en juego esos sentimientos.

Porque el magisterio en resistencia y, como se hace cada vez más frecuente, el movimiento popular que se acuerpa en torno a él, enfrenta condiciones adversas muy difíciles. No es justo que, en medio de todo esto, tenga que sortear ya no sólo barrotes, toletes, escudos, balas y, ahora, paramilitares; también “consejos”, “orientaciones”, y órdenes “con-todo-respeto” indicándoles lo que deben o no hacer, avanzar o retroceder, es decir, pensar y decidir.

Nosotras, nosotros, zapatistas, no les mandaremos comida chatarra a quienes luchan, sino tostadas de maíz no transgénico, no robadas, sino hechas con el trabajo de miles de hombres y mujeres que saben que ser zapatista no es ocultar el rostro, sino mostrar el corazón. Porque las tostadas zapatistas, recalentadas, alivian el hambre y alientan la esperanza. Y eso no se consigue en las tiendas de conveniencia ni en supermercados.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés. Subcomandante Insurgente Galeano.

México, 21 de julio del 2016.

A LA MAESTRA, CON CARIÑO.

 

Julio del 2016.

A las maestras del magisterio en resistencia:

A la Sexta Nacional e Internacional:

A l@s asistentes y participantes del CompArte en todo el mundo:

Compas, hermanoas, etcéteras:

Reciban todas, todoas, todos, nuestros saludos y respetos.  Esperamos que estén bien de salud y ánimo.

Les escribimos para presentarles unos videos de otras participaciones que las bases de apoyo zapatistas habían preparado para el CompArte.

Ahora se trata de dos videos dedicados a las mujeres de abajo y a la izquierda, y en especial a las maestras que luchan.  Sale y vale:

-*-

“BAILAR UN PENSAMIENTO”

Este video que les mostramos primero es del Caracol de La Garrucha.  Es un bailable que se llama “Los Derechos de las Mujeres”.  Como casi todo acá, se preparó en colectivo tanto de hombres como mujeres, jóvenes formados en el sistema zapatista de educación autónoma.  Lo crearon, ensayaron y prepararon bases de apoyo zapatistas para el CompArte.  La explicación de la maestra de la ceremoña lo dice todo.  Si terminan ustedes repitiendo el estribillo, es normal.  Pero una cosa les decimos: cuando ustedes sean capaces de, como dice la compañera maestra de la ceremoña, “bailar un pensamiento”, entonces tal vez se replanteen eso de que las Artes son sólo de arriba, y las de abajo son “artesanías”.

El valor del bailable no está sólo en lo que van a ver y escuchar, sino en su genealogía: la zona Selva Tzeltal, cuya Junta de Buen Gobierno se asienta en La Garrucha, fue la última en incorporar mujeres a los cargos organizativos.  Y, tal como dice el bailable o coreografía o como se diga, empezaron unas cuantas (dos o tres, según recordamos).  Las demás compañeras se fueron incorporando a todos los cargos después, sí, pero no porque los hombres les dijeran, o por orden de los mandos, o por la concientización que alguna vez pretendieron imponer, cuando éramos “famosos”, diversos grupos feministas.  Fueron las propias mujeres zapatistas quienes se explicaron, se convencieron y se incorporaron.

Así que ahí está el reto: bailense un pensamiento y luego hablamos.

El video es del mes de abril del año 2016, y fue producido por “Los Tercios Compas”. Copyleft: Junta de Buen Gobierno etcétera.

  /Chisme de género: un comisionado de la sección “Subterránea” de los Tercios Compas, bajó hasta donde, bajo tierra, mal descansa el finado SupMarcos y le mostró el video.  El finado sólo hizo gestos de dolor y declaró: “deja tú el baile, el verdadero problema es la realidad”.  Después, viendo cómo cada compañera que se incorpora al bailable, va aventando a los hombres hacia atrás, y toma su lugar adelante, movió la cabeza en señal de desaprobación y, antes de volver a su sueño no eterno, dijo “ya no hay valores” …/

-*-

“LAS MUSIQUERAS”

El siguiente video no está completo.  Es sólo una parte de menos de un minuto porque… porque… bueno, por problemas técnicos.  Platicando entre nosotros recordamos: en los festejos y celebraciones de antes (digamos hace más de 22 años), las mujeres sólo bailaban.  No se veían tocando ningún instrumento.  Es más, ni siquiera estaba en su imaginación que era posible que las mujeres hicieran más música que los cantos eclesiales.  Así que miren, y escuchen la historia de lucha que hay detrás de esa rola ranchera-corrido-balada-cumbia-norteña.  No está en el video, pero cuando les pedimos a las encargadas que llamaran al grupo musical para tomar el video, se dijeron entre sí “oí, búscalas a las musiqueras porque les van a tomar foto”

Si lograron bailar un pensamiento, tal vez puedan descubrir la genealogía que hay detrás de esos pasamontañas, la historia que abraza el violín como si abrazara un escudo, y que empuña la trompeta como lo que es: una espada.

La canción es de un colectivo del pueblo “OSO”, MAREZ “Lucio Cabañas”, Caracol de la zona Tzotz Choj, que incluye tzeltales, tzotziles y tojolabales, y se llama “Nuestras Demandas”.  El video es del mes de abril del 2016 y fue producido por “Los Tercios Compas”.  Copyleft o como se diga, eso.

-*-

Bueno, compas y no compas.  Pues esto fue lo de esta vez.  De repente, tal vez, es probable, quién sabe, a lo mejor, les ponemos otro día más ejemplos, con fotos y videos, de lo que iba a ser nuestra participación en el CompArte.  Y, no sabemos, a lo mejor, quién sabe, tal vez, les decimos de alguna sorpresa por venir.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.      Subcomandante Insurgente Galeano.

México, julio del 2016.

DEL CUADERNO DE APUNTES DEL GATO-PERRO:

Conversación captada por el sistema de satélites interestelares “Pozol´Sistems”, en el mes de julio del año 2016, en coordenadas clasificadas, pero, sí, claro se sabe que era Chiapas, México, América, Planeta Tierra en vías de extinción.  Audio defectuoso, imposible determinar si habla un hombre, una mujer, unoa otroa, o un animal, vegetal o mineral:

 “Los maestros”, “los dirigentes”, “los líderes”, já.  Puro “los”.  ¿Y qué pues con las “las”?  Ahí están.  No son pocas.  No, no sé la cantidad exacta.  ¿Acaso tengo cara de estar contando?  ¿Eh?  ¿Como cuántas aproximadamente?  Si no es concurso de popularidad, mi buen.  Ustedes siempre tan de cantidades, y terminan contando likes, pulgares arriba, vistas, seguidores, suscriptores, afiliados, boletas marcadas… hasta que la realidad les pide cuentas.  Sí, pero es que me embravece su lógica de veracidad y corrección.  Si por ustedes fuera, la mierda sería precandidata y su lema sería “millones de moscas no pueden estar equivocadas”. ¿Eh?  Sí, cierto, ya es de por sí.  Pero, mire, el asunto no es lo que cuentan, sino lo que dejan de cuantificar.  Bueno, pues, digamos que, si se aplicara eso de la paridad de género al movimiento magisterial y popular, pues no se estaría cumpliendo.  Son más las ellas que los ellos.  Y si a ésas vamos, ¿por qué no cuenta usted loas elloas?, ahí están también.  ¿Eh?  Sí, popular, o sea que no sólo del magisterio.  Vaya y vea entonces, porque ustedes dicen que son vándalos, criminales, ya falta poco para que digan “terroristas”.  Ahí va a ver a la señora del mercado, a la de las tortillas, gente de pueblo pues.  Sí, gente que se parte el alma todos los días, a todas horas, para conseguir paga para mal vivir.  Sí, no sólo apoyan al magisterio, también demandan justicia, libertad, democracia, buen gobierno.  ¿Eh?  ¿Zapatistas?  No conozco, pero están en sus caracoles, si quiere vaya y pregúntenles.  Yo le hablo del bloqueo, que más que bloqueo es como un campamento popular.  ¿Qué?  ¿Le molesta la palabra?  Ah, sí, claro, su obsesión con el “populismo”.  Por cierto, oiga, qué ridículo el que fue a hacer su jefe allá con los gringos… ¿Canadá?  Es lo mismo, la geografía no altera el resultado. El que es tarugo en un lado, lo es en otro.  Ah, vaya, ¿nada contra el mero mero, el preciso, el que paga?  Bueno, de por sí yo le estoy platicando de las mujeres.  No, no del movimiento magisterial, sino de las mujeres.  Porque para ustedes sólo sirven para… ¿eh? ¿sin groserías?  ¡Voooy, que delicadito me salió!  Bueno, pues, ahí están las mujeres.  Sí, unas son maestras, otras empleadas, otras amas de casa o de cajón, porque no me diga usted que se puede llamar “casa” a esos cuartitos de cartón.  Estudiantes, sí.  ¿Profesionistas?  Bueno, tampoco paso y les pido su título, su credencial de electora o cosas así.  Yo nomás veo, miro, oigo, escucho, aprendo.  Bueno, pues, le digo de las maestras.  Ahí están.  Sí, igual las golpean, las gasean, las corretean.  Y cuántas cosas les dicen.  Y no es que me contaron, lo miré de por sí.  ¿Y viera usted que acaso se rinden?  No.  Ni se desmayan, pues, o sea que no son dejadas.  No, no son manipuladas por fuerzas diabólicas, ni son parte de un complot.  Son así, pues, normales.  Jóvenes, las de juicio, ancianas.  Sí, flacas, gordas, medias, y de todos los colores.  Son diferentes, pero se parecen, porque todas son de abajo y son mujeres.  Mire usted es que yo en lo que me fijo es en la mirada.  Y claro se ve que tienen la mirada como así, como que ya no, como que hasta aquí nomás, como que ya basta.  ¿Por qué?  No sé, pero yo creo que es porque ya saben que no están solas…

Doy fe.

Guau-Miau.

Bloc a WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: